Seleccionar página

Harrisburg, Pa. - 25 de junio de 2021 - La Legislatura de Pensilvania ha asignado $3o millones de dólares para programas comunitarios de prevención de la violencia en el presupuesto aprobado para el año fiscal 2021-2022. Las subvenciones en bloque serán gestionadas por la Comisión de Delincuencia y Crimen de Pensilvania (PCCD) y apoyarán los esfuerzos locales para tomar medidas preventivas para detener la creciente violencia armada que se está produciendo en todo el estado.  

"Esta inversión salvará vidas y es sólo un anticipo. Vamos a centrar este esfuerzo en el ámbito comunitario y a luchar contra esta epidemia bloque a bloque, calle a calle en toda la Commonwealth. No es sólo un problema de las grandes ciudades. El aumento de la violencia ha destrozado vidas en pequeños pueblos y municipios de toda Pensilvania. Estamos juntos en esto", dijo el senador Vincent Hughes.

"Mientras votamos este presupuesto, estamos trabajando para salvar vidas. Estamos dando recursos a las organizaciones vecinales de toda la Commonwealth, desde Filadelfia, a Hazelton, a Downingtown, para interrumpir el ciclo de violencia comunitaria", dijo la líder demócrata de la Cámara Joanna McClinton.

Los legisladores dejaron claro que la violencia comunitaria es una crisis de salud pública que afecta a todas las zonas urbanas, suburbanas y rurales. Y COVID-19 exasperó aún más las desigualdades y brechas que han existido durante mucho tiempo en las comunidades de toda la Commonwealth, especialmente las comunidades negras y marrones.

"Estos 30 millones de dólares son una inversión en organizaciones de base que realizan un duro trabajo diario para mejorar nuestras comunidades. Son héroes cotidianos que suelen trabajar con presupuestos muy reducidos. Queda trabajo por hacer, pero se trata de una cantidad récord de financiación que ofrecerá soluciones al difícil, complejo y desafiante problema de la violencia comunitaria", ha declarado el senador Anthony H. Williams. 

Los defensores de la seguridad de las armas y la prevención de la violencia señalan que los índices de violencia armada se deben en gran medida a factores como la pobreza, la adicción y los traumas. Invertir fondos en programas comunitarios que aborden de frente la educación, la formación laboral, la salud mental y la adicción es clave para detener la violencia y, en última instancia, apoyar el futuro de los jóvenes y las comunidades. 

"30 millones de dólares en subvenciones comunitarias contra la violencia es una inversión que literalmente salvará vidas. Los datos son claros: la facilidad de acceso a las armas de fuego, el aumento del estrés y la profundización de la pobreza provocados por la pandemia han incrementado los tiroteos en toda nuestra Commonwealth. Nuestro nuevo mandato es un esfuerzo coordinado y constante para financiar a quienes realizan la crucial labor de intervención contra la violencia, centrándose en abordar los determinantes sociales que impulsan los conflictos en nuestras comunidades", ha declarado el senador Sharif Street.

En Pensilvania, los datos han sido un claro indicador del aumento de la violencia en la comunidad. Filadelfia ha superado los 250 homicidios y Pittsburgh ha tenido un aumento del 90% en tiroteos este año. En 2020, Harrisburg tuvo el año más mortífero en cuanto a violencia en la ciudad de las últimas tres décadas. En Erie, el número de disparos confirmados se disparó más de un 80%.

"Estos fondos son un triunfo para nuestras comunidades. A menudo oigo a mis electores hablar de pérdidas, daños y lesiones. Me preguntan qué pueden hacer los funcionarios electos para ayudar. Pues bien, esto es lo que podemos hacer. Invertimos en nuestras comunidades y en los que están en primera línea", dijo el senador Art Haywood.

En mayo de 2021, el gobernador Wolf anunció una financiación de 5 millones de dólares para apoyar los esfuerzos locales destinados a reducir la violencia comunitaria por armas de fuego en Filadelfia y otras regiones de todo el estado que experimentan aumentos recientes de tiroteos, homicidios y otros delitos relacionados con las armas de fuego. Los 30 millones de dólares adicionales del presupuesto de Pensilvania ofrecerán aún más oportunidades a las organizaciones locales y comunitarias para abordar el creciente problema de la violencia armada y la seguridad pública.

###